Desgraciadamente afortunada #5

Y al día siguiente no fue otro día.

El domingo, al día siguiente , yo seguía encontrándome rara, no sabría explicarlo, pero no me sentía normal. A mediodía nos sentamos a comer, mi apetito volvía a estar ausente lo que nos puso en alerta y mientras tomaba un caldito con unas verduras llegó otra hipoglucemia. En ese momento ya llamamos al 112 y entramos directamente por urgencias.

Después de unas horas allí y una vez me habían estabilizado el azúcar nuevamente, la doctora vino a hablar conmigo , era obvio que algo no iba bien aunque no sabíamos que era yo continuaba sin contarle a nadie mis problemas que para mi no lo  eran y así nadie podía atar cabos y pensar que las hipoglucemias tenían un origen.

Al comprobar que yo no tenía familia en la isla y que mi problema era lo suficientemente serio me dijo que le parecía conveniente que yo cambiara mi lugar de residencia a donde estuviera más cerca de mi familia. Las hipoglucémias son lo suficientemente serias como para que tengas que cambiar tu vida por completo, yo lo viví en mi.

Lo curioso es que yo volvía al hospital por más problemas de salud, pero nunca contaba que siempre estaba cansada, que me fatigaba al hablar y que muchos de mis músculos parecían huesos de lo duros que se ponían. Esos síntomas se habían convertido en parte de mi vida y a pesar de ser algo más que desagradable, yo seguía sin contárselo a nadie, sin darles importancia.
¿ Cuánto más tendría que sufrir para darme cuenta de que mi vida no era normal ? .

Aunque me apeteciera muy poco o más bien nada, había llegado el momento de dejar mi querido paraiso donde fui tan feliz con tan poco y durante tanto tiempo, me atrevo a decir que desde desde el mismo momento que llegué.

Haciendo caso a los consejos médicos y a la razón , que no al corazón , fui guardando cosas en dos maletas, cosas al azar, sin prestar atención a lo que cogia, pues aunque yo me iba, me iba a un lugar mejor para mi salud , en mi interior yo pensaba o quería convencerme de que después de unos meses recuperándome volvería a ese lugar en el que sin apenas nada me sentía tan feliz. Tanto es así que dejé todas mis cosas en el apartamento, no regale , ni guarde, ni hice nada con todas mis cosas. Llené dos maletas sin elegir lo que podría necesitar, o lo que no querría perder o mis cosas favoritas, y a pesar de todo me tocó pagar por exceso de peso en el aeropuerto . Me río porque cuando llegué a mi destino y abrímos las maletas me di cuenta de que nada de lo que había cogido me serviría para mi nueva vida, solamente el portátil y los libros y lo cierto es que me fui para no volver, era mi salud lo que estaba en juego, jajaja.

Desde entonces han pasado diez años y aunque he vivido en otras ciudades por el país durante cortos periodos de tiempo he permanecido en esta hermosa ciudad hasta ahora y con idea de tomarla ya como mi hogar nuevamente. Una ciudad que ya fue mi hogar durante mi adolescencia y juventud , muy felices por cierto.
Finalizaba el mes de junio del año 2008 cuando llegaba al aeropuerto de Asturias procedente de mi paraíso. Allí ya me esperaban mis queridas hermana y madre, sin duda las personas a las que más amo y necesito en mi vida. Me esperaban sonrientes, con preocupación por todo lo que me había sucedido pero contentas de tenerme cerca de nuevo.Volvía de nuevo a casa después de tantos años, de nuevo a casa de mi madre. Mi hermana estaba tan solo por unos días para verme y ayudarme pues ella tiene su vida y su familia en otra ciudad , así que allí estaba de nuevo en casa de ” mami “.

Con falsa ilusión volví a la ciudad no en la que había nacido, sino en la que había disfrutado de una maravillosa y feliz adolescencia y juventud, una hermosa ciudad donde estaba mi familia más allegada, la que iba a cuidar de mi.
También es la ciudad en la que estaban y están mis amigos, los de siempre , los que no se olvidan ni te olvidan pase el tiempo que pase.
Llegue aquí , a la misma ciudad desde la que os estoy escribiendo ahora feliz, con verdadera felicidad.

En aquel momento la felicidad era impuesta, era una felicidad que yo misma me exigía porque no quería reconocer que en realidad no quería volver, no quería volver porque no sabía volver. Porque aquí se vive muy diferente y yo ya ni sabia ni quería vivir como se vive aquí . Eso por una parte y por otra porque yo fingía que me hacía feliz volver a ” mi casa ” . Porque yo no le contaba a nadie que mi idea era pasar un tiempo aquí, recuperarme y volver a marcharme a mi querido paraiso donde siempre brillaba el sol y donde no necesitaba a nadie, donde nunca me sentía sola y donde nunca me sentía infeliz.
Y comenzó una vida diferente , donde por primera vez sentí lo que era la soledad, la soledad de sentirte sola estando acompañada. La peor soledad. Mucha soledad ¿ Verdad ?.

Lo cierto es que en este momento a pesar de que recuerdo que sufrí mucho con la adaptación a mi nueva forma de vida no sabría decir que es lo que más me costó . Fue tremendamente difícil tener que ponerme calzado y vestirme siempre bonita porque en la ciudad no puedes ir descalza sin que la gente piense que estas loca y también debes vestirte de forma adecuada , aquí no vale ponerse un vaquero cortado y una camiseta sin más y además ir descalza. Lo que me encantaba y fascinaba de la isla es que podías ir como querías allí la gente vive a su aire y no se preocupa por la vida de los demás. Aunque el como vestirme y calzarme no fue lo difícil. Lo difícil fue perder la libertad de vivir como quisiera e ir descalza por la vida si quería, porque me sentía más cómoda . La libertad eso era.

Otra enorme diferencia del cambio fue pasar de vivir al aire libre a vivir encerrada. Me explico , en la isla vivía en un complejo turístico cerrado, aislado, privado pero con jardín , piscina y muchas comodidades que te permitian estar muchas horas al aire libre y disfrutar del sol que brilla cada día , y por las noches estar bajo las estrellas que allí se veían más cerca. Nada que ver con vivir en un piso que por muy bonito y grande que sea lo que tienes encima de ti no es el cielo con sol o estrellas dependiendo de la hora , en el piso cuando miras hacia arriba lo que tienes siempre es el techo, siempre es lo mismo. Bueno, no podemos hacer de esto una tragedia, hay cosas más importantes por las que preocuparse aunque cuando llegué, no lo veía tan fácil , jaja .

Finalmente mi vida siguió cambiando, llegue a mi ciudad a finales de junio cansada, controlándome el azúcar cada día y con dolores y contracturas por todo el cuerpo , así que busqué un buen fisioterapeuta para seguir aliviando mis dolores junto con los antiinflamatorios y analgésicos que eran como caramelos para mi.

La primera semana fue bastante fácil pues entre instalarme, mis controles médicos, búsqueda de fisio y retomar el contacto con mis amigos de siempre se pasó muy rápido. Mis amigos la mayoría estaban genial, se habían casado con sus novias de siempre, tenían sus familias, en fin lo normal, la vida siguió para todos, no solamente para mí.

Estábamos en verano, tiempo de aprovechar nuestras playas, las fiestas, eventos culturales y deportivos. Lo que es la vida en una ciudad hermosa y de costa en el norte, que además tiene una gran oferta cultural , de ocio y diversión .

Para mí se convirtió en todo un reto pues venía de un paraíso que aunque en la noche se convierte en un lugar de fiesta y diversión sin fin, durante el día es un plácido oasis tranquilo donde se camina muy lento y que cada día te invita a pasar unas horas en sus hermosas playas o piscinas tomando el sol mientras te deleitas leyendo un libro, eso era mi vida hasta entonces. Lo que sería a partir de ahora era todo un misterio para mí .

20 Comments

  1. Cada entrada que escribes y yo leo me acerca más de mi… Y tengo tan claro que eres una luchadora, una guerrera… Gracias por compartirlo

  2. Just desire to say your article is as surprising. The clearness for your publish
    is simply excellent and that i could assume you are knowledgeable on this subject.
    Well together with your permission let me to take hold of your feed to keep updated with approaching post.
    Thanks 1,000,000 and please keep up the enjoyable work. http://www.betfortuna1.com/188bet

  3. Woah! I’m really digging the template/theme of this blog.

    It’s simple, yet effective. A lot of times it’s difficult to get that “perfect balance” between superb usability and visual appeal.
    I must say that you’ve done a very good job with this.
    Additionally, the blog loads very quick for me on Firefox.
    Outstanding Blog! http://cort.as/-6-Je

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: